ipt>(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
Martes, 22 de octubre de 2019. Última actualización: Hoy

1.200 policías para la seguridad del clásico América vs Cali

El jueves 8 junio, 2017 a las 8:42 am

A pesar de que se jugará sin público, cuatro cuadras alrededor del estadio olímpico Pascual Guerrero están cerradas y habrá ley seca en establecimientos comerciales cercanos y la aglomeración de barristas (hinchas) en espacios públicos de la ciudad de Cali.

América vs Cali

1.200 uniformados de la Policía hacen parte del dispositivo de seguridad dispuesto por la Alcaldía Municipal de Santiago de Cali para garantizar el orden este jueves durante el juego América – Deportivo Cali, correspondiente a la semifinal de la Liga Águila.

La Administración local estableció toque de queda para menores de edad desde las 10:00 de la noche del jueves hasta las 6:00 de la mañana del viernes.

El dispositivo será desplegado por los alrededores del estadio Pascual Guerrero, pese a que no habrá entrada para el público en ese escenario deportivo.

Así lo informó el secretario de Seguridad y Justicia de Cali, Juan Pablo Paredes, quien subrayó que los controles también se extenderán a otros puntos de la ciudad para evitar concentraciones de hinchas en espacios públicos.

“Tendremos un esquema reforzado no solo para los alrededores del estadio Pascual Guerrero sino para toda la ciudad. Adicional a los 1200 policías que siempre se disponen, que se utilizarán en puntos críticos de posible congregación de hinchas, tendremos apoyo de vigilancia aérea urbana a través de un helicóptero de la Policía Nacional y también estarán los otros organismos de seguridad del Estado (CTI, Sijín, Ejército) en alistamiento para atender posibles contingencias y garantizar el orden público”, especificó el funcionario.

“Quiero hacerle un llamado a los hinchas del fútbol de la ciudad para que seamos sensatos y tengamos como prioridad el sentido común. Entendamos que cualquier disturbio o cualquier anomalía en el orden público con ocasión del partido confirmará que, efectivamente, acá no se puede jugar y que el fútbol es un factor generador de riesgo para la ciudad, y eso no es buen negocio para nadie. Los caleños queremos volver como familia a los estadios. Si hay altercados es probable que no vuelva a haber fútbol en Cali”. “Es la oportunidad para demostrar que se puede vivir el fútbol en paz”, dijo.

Por su parte, el alcalde de Cali, Maurice Armitage, señaló que: “Es hora de que los hinchas del fútbol en Cali demostremos que somos personas de bien y que vivimos el fútbol en paz”.

Armitage aseguró que lo ocurrido es la oportunidad para que Cali demuestre que el fútbol se puede vivir en paz en la ciudad. Sin embargo, reiteró que mientras no haya garantías para la seguridad de toda la ciudadanía se mantendrá la sanción sobre el ingreso de hinchas al estadio.

Con información de: http://www.elpais.com.co

También te puede interesar
Deja Una Respuesta