ipt>(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
Miércoles, 5 de octubre de 2022. Última actualización: Hoy

Me siento útil en el departamento y puedo unirlo: Víctor Ramírez

El jueves 31 enero, 2019 a las 7:57 am

Víctor Ramírez es un hombre nacido en Popayán, abogado de profesión y especialista en derecho público. Padre de tres hijos, con experiencia en administración pública y comprometido con la construcción de territorio.

Por Dayana Ossa Sánchez

Proclama del Cauca continúa en la labor de mostrar a sus lectores los perfiles de quienes aspiran a gobernar en el departamento del Cauca. Hoy presentamos a Víctor Libardo Ramírez Fajardo, precandidato a la Gobernación del Cauca.

Católico por tradición y convicción pone en manos del ‘Todo Poderoso’ como él se refiere a Dioscada una de sus acciones y decisiones. Se expresa con seguridad y confianza, convencido de que a sus 56 años aún tiene mucho por aportar a la población caucana.

En medio de un grato recibimiento, Víctor Ramírez abrió las puertas de su hogar para atender a la entrevista acordada. Un espacio acogedor, con ambiente colonial y con una amplia zona que acondicionó para reuniones. Y que según cuenta, ha edificado con trabajo duro y el apoyo de su familia. 

Hoy avanza en la construcción de su programa de gobierno; de sus propuestas para el Departamento, las que busca definir en conjunto con la gente. “He emprendido cosas y siempre han tenido buenos resultados, me siento útil en el departamento y creo que puedo unirlo. Por eso tengo la certeza y esperanza de que puedo ser Gobernador del Cauca”, expresa con seguridad.

Nació en el barrio Pandiguando de Popayán; estudió en la escuela Antonio Nariño cursó su bachillerato en Liceo Nacional Alejandro Humboldt. Es abogado de la Universidad del Cauca, con especialización en Derecho Público de la Universidad Externado de Colombia.

Desde la escuela

Su amor por la política viene desde la infancia, “Me gustaba mucho declamar poesía, los asuntos de literatura, las coplas, salir adelante y dirigirme a los compañeros. Fortalecí mi liderazgo y logré ser el presidente del Concejo estudiantil. A los 15 empecé a asomarme por las líneas del Liberalismo de izquierda, siempre coincidiendo con los elementos alternativos y sociales del Cauca”; recuerda con emoción.

Su carrera laboral inició siendo auxiliar en la oficina jurídica de la extinta Caja de Previsión departamental del Cauca, luego fue el director regional de ICETEX en el Cauca desde 1993 hasta el 2000, y más adelante acompañó a Floro Tunubalá quien fuera gobernador del Departamento.

Gracias a su trabajo y dedicación tuvo la oportunidad de dirigir la Industria Licorera del Cauca en dos ocasiones distintas: antes y después de ser elegido alcalde de Popayán por elección popular, “y no porque sea bueno para tomar aguardiente; sino porque tuve una buena política de administración y comercialización”, dice entre risas.

  • Y, ¿Qué logró en su gestión como alcalde?, le pregunto
  • – A lo que responde orgulloso:

Para mí, un joven nacido en un sector popular era muy difícil pensarme como alcalde de Popayán porque es una ciudad de tradiciones y apellidos. Pero la gente creyó en mí, incluso sin importar que no me hayan dado el Aval por el partido Liberal. Me creyeron y aceptaron. Así fui alcalde de 2003 a 2007.

Y continúa:

No he sido sancionado por los organismos de control y se cumplió una labor meritoria con obras que aún se sienten como por ejemplo el Plan de Movilidad; sacamos a Popayán de la ley 550, se pagó la deuda que se tenía por más de 39mil millones, se gestionaron obras de infraestructura ante el gobierno nacional como el puente de la esmeralda (…) y la remodelación del Parque Caldas.

La familia, factor esencial

Se considera un hombre de hogar, lleva 33 años casado con su esposa Liliana y tienen 3 hijos (todos abogados de la Universidad del Cauca). Sabe que el tiempo que demanda un cargo público es amplio, sin embargo, siempre busca estar en continua comunicación con sus seres queridos.

“La vida pública nos priva de mucho tiempo, pero yo busco los espacios. El almuerzo por ejemplo es uno muy importante. Generalmente no acepto almuerzos por fuera porque es un espacio para compartir con mi familia”, señala.

El apoyo que le brinda su esposa y sus tres hijos: Ana María, Julián y Sebastián es incondicional. Saben que Víctor Ramírez aspira aportar al departamento que lo vio nacer y crecer personal y profesionalmente.

Principio de unidad

“He aprendido todo de la comunidad: paciencia, deseo de superar las dificultades, la convicción de que los propósitos son posibles. No tengo diferencias con nadie y no soy enemigo de ningún sector, por eso sé que puedo fortalecer el desarrollo del Cauca con un principio de unidad”, asegura.

Espera que el partido al cual ha pertenecido desde su juventud (Partido Liberal), en esta ocasión lo respalde y reconozca como representante. Mientras tanto, continúa en reuniones con distintos sectores y con su propia conciencia para presentar al Cauca una propuesta integral.

“Con todas las necesidades y retos propios de un territorio, hay que argumentar que tenemos un gran potencial. El todopoderoso nos ha regalado gran riqueza y lo debemos aprovechar. De ser un hecho, quiero que al término de los 4 años la gente sepa que no tuvo un gobernador sino un buen gobernador” puntualiza.

Sigue a Proclama en Google News
Deja Una Respuesta
Abrir el chat
1
Paute aquí
Hola 👋
¿En que podemos ayudarte?