SACERDOTE ALEGRE

| Jueves 20 septiembre, 2012 a las 12:30 pm | 0 Comentarios

Reinel Gutiérrez
Una vez existió un religioso que pese a tener un juramento y una disciplina estricta impuestos desde el Seminario, tenía algunos desfases que podrían calificarse como faltas graves, pero que a la luz de lo humano se catalogan como normal.

A pesar de sus actos divertidos, cumplió con el deber, como por ejemplo celebrar las misas a la hora indicada, realizar confesiones, dar la comunión, bautizar y hacer casamientos.

También se desplazaba a zona rural donde tenía radio de acción su Parroquia, y era bien recibido, aunque algunas veces tenia el carácter alterado.

En la misa de seis de la mañana del domingo, siempre aparecía con sus ojos un tanto enrojecidos, porque no había dormido la noche anterior, ya que era aficionado al juego de gallos, y en esos coliseos de desafíos plumíferos, entre espuelazo y picotazo también hay una copa. Pero de todas maneras, no se dejaba coger la tarde y les cumplía a sus fieles, quienes nunca dudaron de sus homilías, que las realizaba con dedicación.

“El que peca y reza, empata”, seguramente fue su consigna, la cual siempre aplicó, y según las sagradas lenguas, no pudo cumplir con el celibato, y posiblemente tuvo sus vástagos, y con ello le dio realidad al calificativo de Padre como lo llamaban.

Pero no faltaron los comentarios y “bochinches” entre la feligresía que algo comentaba en el atrio, en la calle o la plaza de mercado, y muchos que se alarmaban por lo que hacía el levita, después concurrían religiosamente a sus predicaciones.

Entre las señoras de manto, camándula y libro negro de bordes rosados, se comentaba: “¿Por qué será que el Señor Arzobispo no le dice nada?” Y la respuesta también surgía: “es que la historia del Arzobispo es peor”.

De todas maneras el alegre sacerdote daba mucho tema, tanto por sus acertadas prédicas como por sus deslices, con lo cual la gente se entretenía. Esta historia de pronto no aporta algo al actual proceso de paz y diálogo, pero distrae la mente un poco, la aparta de la dura realidad.
Leer más…
Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tags:

Categoria: Sin categoría